Buscar
  • María Gabriela González

LA INVALIDACIÓN, el principal obstáculo en la comunicación


Invalidar o evaluar, es el acto de decirle a una persona lo que anda mal con ella misma, o lo que debe pensar acerca de su persona. Significa juzgar a los demás y negar la validez de su punto de vista. Es uno de los principales obstáculos para lograr una Escucha Activa eficaz.

Invalidar es decir con las palabras, acciones, actitudes cosas como por ejemplo: “eso que estás haciendo no está bien”, “estás equivocado”, “qué ridícula que pienses así...”, “eres muy viejo”, “eres mujer y por eso te pasa”, “eres hombre y por eso no entiendes”, “qué anticuado”, “contigo no se puede hablar”, “no entiendes nada”, “eso no es cierto”, “eso está mal hecho”, “eso que dices no es así”, “yo lo haría de otra manera”, etcétera...

La invalidación puede ser a nivel de pensamiento y se puede entrever en las actitudes y comportamientos que “reprueban” a los otros. En la habilidad de la Escucha Activa, significa no darle un acuse de recibo a la persona que está hablando y contradecirlo en relación a su propia realidad.

En la Escucha Activa, una forma de no invalidar el punto de vista de los demás, es justamente, otorgar un acuse de recibo, como coach, repetir lo que se está escuchando, ya sea con el parafraseo o el reflejo, LO CUAL NO SIGNIFICA ESTAR DE ACUERDO con lo que se escucha, de tal manera que, posterior al acuse de recibo, puedo hacer preguntas para, todo caso, acompañar a la persona a tener mejores y diferentes formas de pensar, conversar, actuar y sentir su realidad. Sin que nos estorben nuestros propios juicios (invalidaciones) de lo que pensamos que la persona debería hacer o pensar.

La intervención en el Coaching sería entonces desde un enfoque de respeto por la realidad del otro, orientado a cómo sí lograr alguna situación deseada y sacar provecho: 1) Doy acuse de recibo de lo que estoy escuchando. 2) Pregunto cómo eso podría ser mejor y diferente. El enfoque en el cómo sí, sin invalidar la realidad de la otra persona, será una intervención segura, desde nuestro quehacer como coaches.

En el coaching esto es de tremenda importancia al momento de crear una relación de confianza y una buena Escucha Activa; significa que crearemos independencia en la relación de coach-coachee, ya que desde nuestros mapas mentales, ¿cómo podríamos considerar si la persona está equivocada o no?, con lo que se deduce que la intervención en el coaching es desde la Escucha y comprensión y no desde el juicio.


Cabe mencionar que la invalidación envenena las relaciones porque se maneja a nivel personal; afecta la integridad y la propia estima de las personas. No sólo dentro de una sesión de Coaching, sino en nuestras relaciones en el día a día.

Invalidar hace que la persona invalidada se sienta insegura e incierta acerca de sí misma y de sus decisiones.

La invalidación es cultural y es una forma de “educación” basada en la “reprobación” del otro. Está basada también en un enfoque mental de lo que debería de ser, hacer o pensar la otra persona. Es un enfoque en lo que no hay. Fue aprendida y heredada generacionalmente, aunque ha probado ser más dañina que benéfica.

Lo funcional es, por tanto, corregir la conducta no a la persona: centrarse en los hechos. Se puede estar en desacuerdo y hablar del hecho ampliamente, sin hacer del conflicto algo personal y sin hacer que la otra persona se sienta juzgada.

Para ello existen las herramientas adecuadas de comunicación para corregir la conducta y no a la persona en sí.

Podemos concluir que la capacidad de juzgar e invalidar a los otros, es inversamente proporcional a la incapacidad de hacerse responsable de los propios juicios.

Lo anterior no significa que no se pueda expresar una inconformidad: para que ésta sea una inconformidad manejada de forma responsable y sin invalidaciones, la persona puede hablar de los hechos tangibles, sin manejar las inconformidades a través de juicios de valor.

Para ello existen herramientas como el acuse de recibo en la Escucha Activa y otras herramientas que aprenderán a usar con éxito en el módulo de manejo de Juicios, de la Certificación en Coaching Ejecutivo y alineación de equipos de trabajo del Tec de Monterrey.



LA INTEGRIDAD

Lo que es verdad para ti es lo que has observado tú mismo


La integridad personal es saber lo que sabes y tener el valor decir lo que has observado. Y eso es integridad y no hay otra integridad.

—LRH


Lo que es verdad para ti es lo que has observado tú mismo.Y cuando pierdes eso, lo has perdido todo.

Integridad significa que siempre se observe manteniendo suficiente integridad personal, fe personal, confianza y valor para decir lo que se ha observado.


Nada es verdad para ti a menos que tú lo hayas observado y es verdad de acuerdo a tu propia observación. Depende de validar la propia observación.

Se regresa a la parte ética de ser íntegro con uno mismo a partir de este punto: decir lo que es correcto y lo que es incorrecto para ti. La ética siempre es personal, lo que está bien para ti o lo que está mal para ti.

Antes de buscar la validez de alguien más, tú, ¿qué estás observando?, y si lo que haces causa el mayor bien, ¿por qué alguien tendría que hacerte dudar?

Una persona que invalida, va a usar por cualquier medio que te sientas incierto acerca de ti mismo y que dudes de tus propias percepciones.

Lo que tu observas ¿corresponde a lo que esa persona dice de ti?.

Ponerte de acuerdo con el punto de vista de la persona que invalida, es darle el poder y

FUERZA a lo que se está observando de ti y a que te sientas incierto.

Sólo existen dos caminos, o te pones de acuerdo con la persona que invalida, o te pones de acuerdo con tu propia integridad.

La postura que puedes adoptar es tu propia integridad, lo que tú observas es lo que observas. No necesitas defender tu propiedad, tu propia observación es tu propiedad.

Integridad significa tener objetividad a prueba de todo.

Lo que sigue de ser íntegro es FLORECER Y PROSPERAR, tu propia condición de valía personal te llevará irremediablemente ahí. No hay nada que pueda detenerte,

excepto tu propia consideración de minusvalía.




LA PALABRA NO ACLARADA

causa antagonismo hacia un tema y hacia la persona que la dice o escribe


La palabra mal entendida, es una palabra que no se ha comprendido o que se ha comprendido de forma errónea, se debe aclarar con el diccionario, o preguntar a la persona cuál es su definición de tal o cual palabra.

El conocimiento, sólo es conocimiento cuando se puede aplicar al mejoramiento de la vida, y sólo se puede aplicar cuando es comprendido y sólo es comprendido si carece de mal-entendidos, es decir, datos falsos o datos insuficientes.




El ENFOQUE APRECIATIVO “el cómo sí”


El Enfoque Apreciativo (EA), derivado del concepto artístico “ojo apreciativo”, el cual hace referencia a la existencia de belleza en cualquier obra de arte. Al llevar este concepto a la empresa diríamos que en cualquier organización o sistema humano hay algo que funciona y que hay que resaltar.

Es un lenguaje y una propuesta de diálogo que facilita el desarrollo de las habilidades y pone el enfoque en el cómo sí y en lo que queremos que suceda.

Evita poner el enfoque en lo que no queremos que suceda, por la simple razón de que

es más poderoso hablar de lo que queremos ver manifestado.

Conversar en el cómo sí facilita fluir en esa dirección con nuestras acciones y nuestro pensamiento. La mente crece en la dirección en la que se la enfoca.

Las palabras que usamos son el enfoque mental que estamos teniendo. En ese sentido se puede usar la palabra no para describir la realidad, sino para cambiarla a una más deseable.

Trescientas cincuenta mil palabras contiene el español. En promedio un ciudadano normal utiliza mil. En este uso, existe el doble de palabras para describir lo negativo y la mitad de eso menos para describir situaciones o emociones positivas. Este simple hecho construye una cultura basada en el malestar y en la imposibilidad, ya que como vimos en el Módulo de Lenguaje Generativo, el lenguaje que usamos se convierte en nuestra realidad.

Preguntas que nos llevan a un diálogo en el Enfoque Apreciativo ¿qué ya no nos está funcionando? ¿qué podemos hacer mejor y diferente? ¿cuál sería el escenario ideal de esta situación? ¿cómo sí lo podemos lograr?, etc.










A cerca de la autora

María Gabriela González

_________________


Coaching es la antología de la espiritualidad y el desarrollo psicológico, conviviendo por la evolución hacia lo que es esencial como seres humanos, así como un acercamiento a lo que tenemos de eterno e inmutable.




1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo